Un vómito de Dios (655-666)


Lucifer -por Salvador Núñez (Humano 666) 

Satanás: Despierta, ya es hora de que cierres los ojos
H666: ¿Porque no me jodes cuando estoy despierto?
Satanás: La vida real es aburrida, no hay metáfora, cuando uno cierra los ojos todo es distinto.
H666: No todo, el pan sabe a pan y las mierdas como tú siempre sabrán a eso, a mierda.
Satanás: ¿Por que tan agresivo conmigo? yo no estoy hablando groserías.
H666: ¿Y como no estarlo? en gran parte estoy aquí encadenado por tu culpa, mudo, lejos de los que yo amo, sabes que estoy en guerra contigo y sabes que por esta autotortura una que otra persona te ha empezado a mirar con desconfianza, la sociedad que tu creaste es tan falsa como tu "buena educación"
Satanás: Yo no he creado nada, todo eso fue hecho por tus semejantes, por los que supuestamente te haz encadenado y quedado mudo. Ni siquiera el mismísimo hijo de Dios pudo vencerme, la gente sigue siendo tan vil y egoísta como hace 2000 años. ¿Qué aporte crees que puedes hacer?
H666: ¿En que momento le ganaste a Cristo? El cumplió con las profecías de su pueblo y en toda su vida no dejó de ser consecuente con sus ideales, aún así no hubiera sido el hijo de Dios tu sabes que no hubo maldad en ese hombre. No jodas y déjame dormir.
Satanás: Pero si ya estas durmiendo.
H666: Pero no quiero este sueño, quiero soñar con mi esposa y mis hijos.
Satanás: ¿Para que soñar con ellos si puedes estar con tu familia en cuerpo y alma? solo tienes que dejar esa cadena de alma en pena, alzar la voz para decir que estuviste equivocado y enfrentar de otra manera a la escoria de la sociedad, créeme que eso es fácil, puedes insultar a tu Alcalde y decirle que no solo es enemigo del buen gusto y de la misma vida, que tiene la cabeza con cemento y candado, puedes movilizar a miles de personas si tan solo me lo pides, mira lo que te ofrezco, ahora tu alcalde va a talar los arboles de la Avenida Ejercito, sal arrastrando tu cadena y enfrenta a las máquinas, haz que te arresten y convierte tu lengua en una espada, yo pondré palabras en tu boca, no te puedo prometer que no habrá sangre pero si de que habrá un cambio, que te parece ¿te animas?
H666: A quien a hierro mata a hierro muere ¿creo que ya lo haz escuchado antes? Yo no quiero que cambie el estado, quiero que cambie el hombre mismo, aunque sea solo uno porque ese solo ser puede marcar la diferencia.
Satanás: ¿Solo uno? de que hablas iluso mortal ¿Tu crees que un diamante puede lucirse en un lodazal de veinte mil leguas?
H666: Un agujero negro en el espacio puede tragarse una galaxia así como un pequeño hueco en un balde puede hacer que salga toda el agua del recipiente que la contenía.
Satanás: No esperaba esa respuesta.
H666: No seas pendejo, ya se que quieres entrar por mi vanidad, sabes que como soy artista ese lado es mi lado más débil, pues te diré algo: No se si esta cadena pueda en algún momento volar como un dragón chino, ni se si mi silencio tendrá la oportunidad de ser trueno de feroz tormenta pero algo en mi interior me dice que este es mi destino y no se si ese algo sea Dios, tu sabes que casi soy totalmente ateo, te advierto que si me sigues jodiendo voy a volver a creer en él.
Satanás: No me vengas con esas amenazas ni con esas mentiras, no existe el ateo a medias, si dices "casi" entonces no eres ateo. Dios te va a vomitar porque no eres ni frío ni caliente, ni santo ni pecador, no eres nada para mi padre.
H666: En eso te doy toda la razón. ¿Ahora que ya dejaste tu amargor en esta noche puedes dejar dormir a este pobre vómito de Dios?
Satanás: Mañana hablaré contigo cuando estés despierto, al menos ya sabes que no puedes ser un santo, pero tienes que entender que si liberas tu demonio yo si seré un padre para ti, nunca te vomitaré, yo si acepto lo tibio y lo amargo, acepto tus penas como tus dichas, tu admiración como tu bien disimulada envidia...
H666: Te envidio porque todos estos siglos siempre te amaron a pesar de la sangre que salía de tus labios, te amaron a pesar de tus mentiras, tu odio enfermizo hacia tu padre, tu crueldad para con tus propios seguidores, te han hecho templos con el dinero de los eternos bienaventurados de Cristo, las mejores mentes del mundo te han hecho juguetes letales para matar a gente inocente en el nombre de la libertad y de Dios, no solo te envidio, te odio, y ahora ¡lárgate! y deja de burlarte de mi profunda ignorancia de lo que soy y de lo que quiero, solo soy un humano.