Un recuerdo, el viejo molle ( 622 - 666 )

Está la cuerda, pero no el burro muerto
entonces no me ahorco.

El viejo árbol me cuenta que varios niños
estaban jugando a trepar hasta donde Dios
moraba con sus ángeles, que extraño juego,
yo ya no podré jugarlo, por eso ahora te toco
en sueños viejo árbol compañero.

Un perro me mira de reojo mientras avanza
¿Se habrá dado cuenta de aquella mentira,
de que ya no puedo alzar vuelo en la calle
de piedra y tierra con los brazos extendidos?
como me duele crecer sin ramas.

El viento de esta noche enfría mi cadena.
me habla de universos paralelos y ajenos
pero no quiero cantarle al que me tortura,
bastante tiempo jugué con él y mi sombrero.
Es a ti mi viejo a quien quiero.

¿Todavía tienes esa soga atada a tu vida?
Cuando salga de este encierro quiero subir
por ella, serpiente de sabiduría por vieja.
tal vez los ángeles me esperen en tus ramas
y Dios en forma de niño pequeño.

Como te amo gran molle cantor en el viento,
dame fuerzas para seguir tu noble ejemplo,
quiero encadenado y mudo darme a la vida,
tú lo haces plantado al margen del camino,
¿cómo no admirarte viejo maestro?

Está la cuerda, ahora mismo la estoy viendo
con los ojos cerrados y cuento...uno, dos,
tres, cuatro...¿Me estará viendo Julián?
pobre niño, le gustaba jugar a la guerra,
se hizo viejo como yo, pero a él lo mataron.

cinco, seis, siete, ocho...abro los ojos
y estoy solo, muy solo hermanos míos
¿Puedo ir a buscarlos ya desde este sueño?
¿Donde está María, Pepe y Mateo, el descalzo
que con sus siete canicas siempre ganaba?

y todo fue bajo tu mirada
¿crees que no me daba cuenta de tu sonrisa
al vernos de piratas, ángeles y guerreros?
ahora se que vivir duele, mi padre ya no está,
mi madre esta delgada como tus ramas nuevas
...mejor sigo contando, hoy tengo ganas
de jugar aunque sea tan solo en sueños.

uno, dos, tres, cuatro...