Biocombustibles, la puerta del infierno y una esperanza

La producción mundial de biocombustibles se sigue incrementando por la falta de capacidad de los países productores de petroleo de cubrir la demanda global. Eso genera que varios agricultores empleen sus tierras para la producción de biocombustible.
El crecimiento de la China y la India a creado una demanda mayor de alimentos. Sin duda en un futuro próximo veremos mortandad a proporciones apocalípticas, la miseria humana generará más violencia y caos. La comida será una causa para la guerra como lo es ahora el petroleo.
Esto es inevitable, toda esta parafernalia de consumo ahora tiene la gravedad incontenible de sus consecuencias.
Ahora el asunto de los subsidios a los agricultores americanos se está dando porque el ciudadano americano tiene un estatus de vida muy por encima de los países en desarrollo y por ende el costo de vida es mucho más alto.
Todo esta concatenado para el fin de esta era, sería bueno estimular a los niños y jóvenes de ahora para que hagan sus biohuertos en los techos de casas y en los parques, un retorno a la tierra, que aunque forzado, es cuestión vital.
Bueno, pero tam,bien esta la luz al final del tunel, hay un carro que funciona con agua, un litro le permite andar 60 minutos, eso es realmente bueno.
El coste del modelo será de unos 2 millones de yenes (11.929 euros), pero si lograra triunfar y hacerlo a escala industrial podría reducir su precio hasta los 500.000 yenes (unos 3.000 euros).



De la empresa japonesa Genepax