El autodidacta — por Teodoro Núñez Ureta

Mercado aldeano

— "Creo que no hay nadie en el mundo que no sea un autodidacta, a pesar que vaya a las mejores escuelas tecnificadas,  porque uno tiene que gobernarse, uno tiene que mandarse a si mismo, tiene que controlar su capacidad, ver cual es el límite de su sensibilidad, si no no sirve, y eso es ser autodidacta, es el hombre que mide su propia fuerza, y es lo más dificil que hay, muy dificil... Porque el arte en el fondo, en el alma del artista verdadero, es solamente el resultado de tenacidad, de lealtad, de pureza, de fuerza para mirar la vida, no es receta, ni es libro, es espíritu".
Teodoro Núñez Ureta, 1988.



La meditación en el arte

Tratar de hacer arte sin sentir es algo factible, es algo así como tener sexo sin sentir amor, o el hablar bien por el solo oficio de orador culto. No es necesario sentir para "hacer bien la cosas", pero, lo que si es imprescindible es interiorizar las percepciones, analizar las vivencias para expresarlas con excelencia y oficio. Por eso resulta muy útil el tener un cuaderno de apuntes a la mano, no solo para dibujar, también para recordar con palabras lo vivido (eso de: "recordar es volver a vivir" es más que un simple dicho cuando se habla de arte)
A continuación enunciaré a algunos artistas que solían escribir y dibujar sus ideas:
Leonardo Da Vinci, Rembrandt, Diego Velázquez, Francisco Goya, Honore Daumier, Van Gogh, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Zorolla, etcétera, etcétera. Todos ellos grandes maestros, pero dentro de ellosen mi favorito es Goya, no solo porque "bosquejaba" lo que miraba, también eran sus recuerdos delirantes, humorísticos y críticos, ideas plasmadas a la velocidad propia del genio, reinventando una realidad con intensidad y altura. Ese nivel creativo no se puede conseguir sin emoción, y justamente esa es la diferencia entre un buen dibujante y el verdadero artista: Un hábil dibujante "hace bien las cosas", un artista genera un dialogo pleno entre el hombre y la vida.


Sopla, por Francisco Goya y Lucientes.

Anamorfosis


La anamorfosis es el arte de mostrar las cosas deformes para los desgraciados, y en proporción armónica para los afortunados que vieron el asunto desde el punto correcto o con el espejo indicado.

Como se trata de la ilusión de un espacio tridimensional que va a ser observado desde un solo punto de vista, este puede ser recreado a través de las matemáticas en un plano curvado o plano.

Varios matemáticos y artistas consideran que el arte de la anamorfosis tiene posibilidades ilimitadas, más allá de la re-composición en un espejo cilíndrico o plano, o con sucesiones periódicas en un plano.

    

Así como el arte del retrato tiene la Monalisa, o el mármol al David de Miguel Ángel, la anamorfosis tiene a "los embajadores" de Holbein. Es una obra cargada de virtuosismo, ya que no solo es la recreación magistral de un truco de la perspectiva. También es una bella metáfora de lo efímero que es el conocimiento, los placeres y sentidos, como la vida misma. El concepto de la "vanidad", de la vida ilusoria y engañosa, es algo muy renacentista, que casi todos los artistas de esa época supieron evocar en sus obras, pero Hans Holbein lo hizo como nadie, con un dibujo limpio, un claro oscuro elegante que no le mengua al color, y un detalle que no riñe con la atmósfera del conjunto.


Es el sentimiento que danza con el oficio, es el conocimiento que se luce en el concepto, y es por eso que no se ve forzado el asunto, a pesar de que eso del cráneo es del todo evidente, llamativo al extremo de quitarle protagonismo a los personajes retratados. A mucha gente le desagrada el tamaño del cráneo, y más aún su disposición oblicua y central, pero eso justamente eso es lo que perturba y seduce al espectador... ¿qué es esa figura extraña que irrumpe la verticalidad de los retratados?... y con ello el observador es invitado a descifrar el sentido de la vida ante la muerte.

El Hijo Predilecto y el Hijo Bastardo ( por Teodoro Núñez Ureta )


El Hijo Predilecto y el Hijo Bastardo ( Daguerrotipo de Teodoro Núñez Ureta, por el año 1946 )

Las Juntas Municipales intransitorias y apristas, han pedido, han pedido a la mayoría aprista de la Cámara que proclame al jerarca aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, Unificador de continentes, "Hijo Predilecto de la Patria Peruana". En el abreviado lenguaje de las siglas del Pap, el H.P. de la P.P.
Inútil resulta ya el título, si en la práctica la Patria exangüe sólo alimenta al Predilecto, mientras el pobre Bastardo, el Hijo del Pueblo se exhibe tan desnutrido, andrajoso e impresentable.

Teodoro Núñez Ureta


Ahora que se sataniza el ser de izquierda, a la par que se levantan ídolos de barro con bastante guano y paja, sería bueno reflexionar que buscaban esas personas, ahora incapaces de defender sus ideologías, y no solo por estar muertos, también por estar suspendidos en el limbo de la historia sin herederos dignos, y dentro de esos herederos me incluyo.

La derecha ha ganado en el círculo trazado de este infierno liberal, en este planeta de fervientes creyentes en el desprecio ante la miseria del prójimo, posesos y medio sordos que gritan ante las campanadas que anuncian la apertura del mercadillo global, en el que puedes comprar la moral de quien te de la gana, y en el que ser rebelde ante el cánido collar de ahorque es un delito imperdonable ante los ojos de los "justos y notables".

Reflexionemos en cómo Teodoro Núñez Ureta miraba a Víctor Raúl Haya de la Torre, en ese enfrentamiento sin sumisiones humillantes en la búsqueda de un nuevo ideal, un mundo más justo para todos. Y pongamos ese valor ante la nueva clase política, la prensa amarilla, los chupa medias y grandes despreciadores de la realidad que nos rodea.

Te invito a que escuches el llanto de los niños, los gritos de los desempleados, de esos pueblos deudores y acuchillados por la usura de la banca mundial. Deja esta ceguera hermano, que ya estamos al filo del abismo de una crisis social sin precedentes.

S.N.U.

¿La familia o el arte?

La pregunta es gravitante, al menos para mí... Ahora estoy en un punto crítico de mi vida en el que el destino me ha dado un ultimátum: ¿El mundo de los sueños o los sueños de tu familia? ¿ El placer de crear o la desgracia de quedar atomizado por la rutina familiar? Eso suena egoísta y hasta miserable...
Si decidiera seguir al borde de la locura, es decir, dedicándome al arte con seriedad, el riesgo es perder el rumbo de mis deberes como esposo y padre. ¿Y si me "auto-condeno" al lado de mi familia, algo así como un encierro domiciliario en el que ellos podrían salir y yo no? No me podría dedicar a mi arte, pero si tendría la posibilidad de ser una empleada doméstica a tiempo completo... me gusta la idea, claro que si, pero dejaría mi destino, un muerto viviente en el "pudo haber sido".
Ahora quiero hacer arte, pero también estar con  mi hijo Rafael. La locura es que cuando estoy con mi esposa e hijos la mente se me disloca en dos mundos, es como una ave que quiere volar pero que solo tiene en sus cualidades el escarbar como un topo en el infierno = ¿No será que ya estoy loco?
Me siento oxidado como artista, me siento putrefacto como persona y no tengo gana de vivir.
Debo renunciar a todo, como lo hicieron los discípulos de Jesús, y eso es un "acto de locura sano". He realizado unas actividades vitales para mi familia, pero todavía me faltan unas tareas más para dejar el barco en perfecto estado... para morir es necesario dejar las cosas en orden.
No soy un ciudadano ideal, reconozco ser un antisocial y que mi mayor deseo es el ser tapiado con mis libros y materiales de arte para no ser visto por nadie. Que el claustro sea mi tumba y gloria, y que la condena sea en realidad el premio fulminante de un castigo merecido.    
    

  Advertencia: Estoy en un estado depresivo. No considerar mis cavilaciones en serio.

Cómo pintar un rostro al óleo — fundamentos


Para pintar un retrato al óleo hay que tener siempre presente la ley de graso sombre magro, si las primeras capas son grasientas las de arriba secarán mal, o chorrearán dando un aspecto vitrificado.

Tu dibujo tiene que ser acertado, exacto, porque los errores en las capas se translucen, es decir, si corriges tu dibujo con el mismo color corres el riesgo de se chapucero, viajero en la duda, y si en la nueva capa vuelvas a corregir pecaras de sucio. Si quieres enmendar un error grave primero debes tapar esa sección con un empaste de blanco con barniz dammar (sobre la superficie ya seca que se va a tratar), a eso se le llama parchado, y permite que no salga como un fantasma los colores fallados del fondo.


Se generoso con el color, y así tu pintura al óleo será generosa contigo. El color bien aplicado le da limpieza y luminosidad a tu trabajo. No desesperes por acabar todo de un porrazo, como por arte de magia; con esto quiero referirme a la técnica antigua, porque en la moderna uno puede tener la libertad de acabar un retrato en menos de una hora, en ese caso los colores deben ser aun más pastosos, tener una visión veloz de las consecuencias y nuevas preguntas sobre el lienzo, no tenerle miedo a ser explosivo, pero ese es otro tema y estilo que será tratado en otro momento.


En las carnaciones, de la piel blanca, los colores básicos son el blanco, el ocre amarillo y el rojo de cadmio; el rojo indio, la siena y la sombra tostada se agregan para las sombras. Si la piel es morena se tendrá que añadir más sombra tostada y rojo indio; y si es negra el color de la piel se deberá emplear negro de humo y sombra tostada, para las luces el ocre amarillo quebrado y las sienas ayudarán, de preferencia dale algo más de presencia a los brillos para darle más sentido al volumen del cuerpo oscuro.

Para la raza asiática procura emplear un tanto más de ocre amarillo y blanco, para la raza indo-americana el rojo-indio es muy útil; y en los arios reemplaza el ocre amarillo por el amarillo de cadmio en las carnes luminosas, de esa manera podrás recrear la palidez del caucásico con más luminosidad, el rojo debes moderarlo de acuerdo a la tonalidad de la piel.

Tienes que recordar que aún entre las razas definidas existen grandes variables de tonalidades, por ejemplo, en la raza negra hay pieles que tienden al rojizo, otras al azul (si es realmente negro) o al verde amarronado. En la raza aria hay gente que tiende al pálido mortecino, mientras que otros tienen un rosado encendido, el popular "colorado"... es por todo esto, y otras más que no explayo, que es importante el meditar sobre el tono básico del modelo, jugar con los colores, agregarle un poco más de rojo, tal vez un tanto de ocre, o una porción más generosa de blanco,,, es decir, probar los matices antes de aventurarse sobre la tela.

¿Cómo crea sus cuadros Yerka ? —por Jacek Kowalski.

The Sargass sea bishop —por Yerka

—¿Cómo puedo crear mis cuadros? —se cuestiona Jacek Kowalski, para darnos una respuesta clara y directa, y ese pregunta ha nacido como un resumen ante el misterio de su capacidad creadora, ver su arte es adentrarse a un mundo mágico, expresado con un realismo al estilo de los grandes maestros de la pintura flamenca, y nos dice: —La realización de una pintura no es una cosa fácil. Todo empieza en la cabeza y de la mano izquierda, con un lápiz 2B suave, quedando registrado en el cuaderno de croquis en forma de unos cuantos dibujos de pocas pulgadas.
Si la idea vale la pena que se desarrolle, entonces lo hago con lápices de colores, se añaden nuevos detalles y todo es perfilado en papel de buena calidad, de un formato de 14 x 11,5 cm, con los colores resueltos y completados.

Tal proyecto se presenta al jurado la familia (mi esposa y mi hija de 4), que en la mayoría de los casos es lastimosamente cuestionado y rechazado, acompañado de comentarios amargos y ligeros. Normalmente esta sentencia es seguida por una tensión familiar innecesaria y un portazo.

En la siguiente etapa se madura el proyecto, colocado bajo las facturas viejas y otros diseños. Si en el segundo enfoque, generalmente después de unas semanas, el veredicto se mantiene sin cambios, el proyecto termina su vida en mis archivos, o, eventualmente pueden ser vendidos a los coleccionistas.
Pero en la mayoría de los casos, una de mis niñas, con misericordia sobre mi trabajo, manifiesta su interés rebelde ante el proyecto rechazado anteriormente - en el acto, su estado cambia a la fase de prospecto y sirve como base para pasteles en el tamaño de 60x48 cm.

El pastel es ya una forma que puede ser presentado al mundo, y considerado como pieza terminada y de arte. Para mí, sin embargo, es sólo una forma de proyecto desarrollado, donde la idea se presenta en el régimen general. Por lo tanto, los pasteles sirven como base para hacer las pinturas de acrílico sobre lienzo. Sólo con un pincel y pintura, soy capaz de mostrar todos los pormenores en efectos visuales y de color, dando lugar a la presentación plena y completa del concepto del trabajo, perfecto tanto en la forma como en el contenido.

"Lo mejor que puedo hacer" - ELA IX AN como Jan van Eyck escribió en muchas de sus pinturas.

Jacek Kowalski (Yerka)

Como dibujar un retrato al carbón — nociones previas


Las barras de carbón no deben tener nudos duros, y eso con el fin de evitar de que el papel se arañe, los araños le pueden provocar serios disgustos ya que esos surcos hacen que el carbón se adhiere con más intensidad que en las áreas normales del dibujo.


Cuando difumines con los dedos, estos deben estar en extremo limpios, la grasa también hace que el carbón se adhiera de una manera desagradable, una huella digital que no saldrá fácilmente, ni siquiera con el uso del borrador para dibujo, no te recomiendo que uses otro porque los "fuertes" tienen un agregado de piedra poma en polvo, y eso es un abrasivo sobre el papel de dibujo. Es vital de que seas pulcro y cuidadoso con el papel, si los vas a torturara adrede que sea pensado, o con una creatividad explosiva concatenada, y digo concatenada porque la impulsividad sin unidad creadora es como un mono dopado, un disparo  incoherente hacia la Luna, un discurso bajo el agua para luego quedar ahogado.


Cuando borres para sacar luces o suavizar sombras, haz lo mismo que con los dedos, trata de mantener limpio el borrador, porque este cuando está sucio también dibuja, y si eres inexperto: "mancha".

La ventaja de usa el borrador de tipo es que puedes darle forma, y hacer trucos para rebajar la intensidad de ciertas sombras. Cuando quieras puedes doblarlo para hallar otras partes vírgenes del borrador, realmente es muy útil este utensilio de corrección.          


Trata de ser ordenado en tu trabajo, y de analizar el peso de la sombras; la atmósfera depende mucho de ello, del esfumato y el balance cromático. Tiene que existir una coherencia entre valores, es como modular la voz en un discurso para hacerlo más ameno.

Como dibujar un rostro —La expresión según Leonardo Da Vinci y Marcel Marceau

Estudio para la Batalla de Angliari —por Leonardo Da Vinci.

Viene de : "Cómo dibujar el rostro de un bebé"
XIV.- La expresión (por Leonardo Da Vinci) 
473.— Las imágenes de los hombres tienen expresiones apropiadas a su acción, de suerte que, viéndolas, alcanzaras lo que ellos piensan y dicen. En cuanto esto estarán acertador aquellos que imiten los movimientos de los mudos que hablan con el movimiento de las manos, ojos y cejas, así como de toda su persona, en su empeño de expresar los conceptos de su alma. Y no te burles de mí porque te propongo un perceptor sin lengua que sepa enseñarte este arte que él no conoce, porque sólo te enseñará con hechos lo que otros harán con palabras. No hay que despreciar este consejo, puesto que los mudos son maestros en materia de movimiento; entienden desde lejos lo que cualquiera habla, cuando éste acompaña sus palabras con el movimiento de sus manos. [Apagar la radio; es donde dice PLAY OR STOP]

Un café en París —por Marcel Marceau

475.— Ejecuta la figura en forma tal que, con solo mostrarla, exprese lo que el personaje tiene en su alma; de otra manera tu arte no será loable.
475.— En pintura las figuras deben ser ejecutadas en forma tal que el que las contempla pueda conocer fácilmente, por sus actitudes, el concepto de su alma. Y si tienes que hacer hablar a un hombre honrado, que sus gestos sean los que acompañan las buenas palabras; y similarmente, si tienes que representar a un hombre bruto, hazlo con movimientos bruscos amenazando con su brazo al auditorio, y la cabeza con el pecho adelantándose a los pies, agitándose al par que las manos de orador: lo mismo que el mudo que, viendo dos que conversan, bien que esté privado del oído, sin otro recurso que los efectos y las actitudes de los interlocutores, comprende el objeto de su conversación.
En Florencia he visto un sordo especial, que no oía si le hablabas fuerte; y que oía si le hablabas lentamente, sin voz alguna, nada más que por el movimiento de los labios.
Se me podría decir: El que habla fuerte mueve los labios de la misma manera que el que habla suavemente, y, por consecuencia, si mueven los labios idénticamente, deben ser entendidos tanto uno como el otro. A esto yo dejo que la experiencia dé la respuesta: haz hablar a cualquiera, primero dulcemente, luego fuerte, y observa los labios.

Marcel Marceau —maestro del silencio.

Marcel Marceau —Le Dompteur (el domador de leones)

476. —Al pasear, al atardecer, aplícate a contemplar el rostro de los hombres y de las mujeres, cuando el tiempo está malo: ¡cuanta gracias y qué dulzura la que se ve en los rostros!
477. —El buen pintor tiene que realizar dos cosas principales, a saber: el hombre y el concepto de su espíritu. Lo primero es fácil, lo segundo difícil, porque debe representarlo con los gestos y el juego de sus miembros; y esto debe aprenderse de los mudos, que lo hacen mejor que cualquier otra clase de hombres.
478. —La figura cuyos movimientos no expresan las pasiones y lo que ella piensa, no tendrá miembros correspondientes a la significación de la figura, y al juzgarla, se sacará la conclusión de que el artista carece de valor.
El movimiento debe ser apropiado a la circunstancia moral de la figura, la que deberá hacerse muy viva, mostrando tanto fervor o afección, de los contrario se la considerará dos veces muerta, porque está pintada, y muerta una segunda vez, porque no expresa nada ni de su alma ni de su cuerpo.
Los movimientos de las actitudes deben manifestar la circunstancia moral del personaje, de manera que ella no pueda significar nada de otro ni servir para otra escena.
479. — Del que ríe al que llora no hay gran variante alguna para la boca y los labios, sino solamente en la rigidez de las cejas, que se juntan en el llano y se levantan para la risa. Aquel que llora puede destroza sus ropas y hacer otros actos semejantes, según el motivo de su aflicción. Se llora de cólera, de aprensión, de ternura, de alegría, de sospecha, de dolor, de compasión, de pesar por la pérdida de parientes a amigos. Las expresiones de dolor, de tristeza, de enfado, son muy diferentes. Así, haz a uno desesperado, al otro más moderado, y al tercero solo afligido y derramando lágrimas, mientras que otro grita, algunos levantan sus miradas al cielo, juntando las manos, con los dedos entrecruzados; y otros llenos de temor encogen los hombros hasta las orejas, así hacen ver la expresión de la misma pasión, según los individuos tratados.
Aquel que derrama lágrimas enarca las cejas hacia su juntura, aproximándolas, y forma arrugas en las sienes y en medio de la parte baja de la boca; pero, el que ríe tiene las comisuras de la boca levantadas y las cejas rectas y bien extendidas.

Estudio para la batalla de Angliari —por Leonardo Da Vinci  

480. — La actitud de las figuras en todos sus miembros debe ser tal y tan expresiva, que se puedan conocer las intenciones de su alma.
481. — Se expresa la acción humana según la edad y la calidad, y también según la especie y el sexo.
482. — El pintor debe anotar la actitud y los movimientos que sorprende en el mismo momento; habiéndolas anotado y guardado en su espíritu, no aguardará a que el modelo imite el dolor, cuando no tiene ocasión de llorar.
Una acción sin causa moral no será ni viva ni natural. Es ventajoso haber observado las cosas en lo vivo, y luego hacer mantener al modelo en la posición para ayudar a la imaginación y descubrir cualquier cosa que haya en el sujeto para pintarla inmediatamente.
483. — Los asistentes a cualquier acontecimiento notable hacen diversas figuras expresivas, como cuando la justicia castiga a los criminales, o bien, si el asunto es de piedad, todos los asistentes elevan las miradas, con muestras de devoción, como en la elevación de la hostia en la misa o en otras ceremonias similares, o si se trata de una extravagancia que hace reír o que mueve a compasión. No es necesario que todos los espectadores tengan los ojos vueltos hacia el objeto; pueden variar; es bueno distribuirlos en diversos grupos que se reúnan para señalar su alegría o su tristeza. Si el tema es terrible e inspira terror, hay que hacer pálidos a los que huyen y con el rostro convulsionado por el espanto, y que la huida sea diversamente representada, como lo decimos en el capítulo XIII, que trata del movimiento.
484. — El movimiento mental mueve los cuerpos por medio de acciones simples y fáciles, sin llevarlos a ningún costado, porque su objeto está en el espíritu que no mueve los sentidos cuando está ocupado en si mismo.
485. — El movimiento suscitado por la vista de un objeto se produce inmediatamente o no. Inmediatamente aquel que se mueve vuelve los ojos hacia el objeto, con el sentido que le es más necesario para reconocerlo y observarlo; al mismo tiempo tiene inmóviles los pies y vuelve sólo los muslo, las caderas y las rodillas hacia el lado donde se dirigen sus ojos. En semejantes situaciones, será preciso realizar observaciones exactas sobre los movimientos que aquí se señalan.
486. — La imagen no será loable, si su acto no expresa tanto como sea posible la pasión de su alma.

Prisionero —por Leonardo Da Vinci

487. — Loa aires del rostro varían según los accidentes, fatiga, reposo, cólera, dolor, risa, lágrima, temor. Los miembros de personaje y toda su actitud deben corresponder a su estado personal.

Estudio para "La Última Cena" —por Leonardo Da Vinci  

488. — Las manos y los brazos, en toda operación, deben mostrar la intención de personaje, porque también los accidentes espontáneos se manifiestan por los movimientos lógicos de su expresión. Cuando se quiere convencer al auditorio, las manos y los brazos acompañan las palabras. Muchos insensatos no se cuidan de la mímica y se mantienen ante su tribunal como estatuas de madera, y sus bocas no hacen escuchar la voz de un hombre sometido a la justicia; esto, que es un defecto entre los seres vivientes, es peor aún en las figuras pintadas, que no pueden revelarse sino por medio de actos vivaces y realizadores de la intención que tú encarnas en la figura. Ella parecerá dos veces muerta, porque no tiene vida y porque no actúa. Pero, para presentar a nuestro entendimiento aquello que es figurado, es menester exteriorizar los principales accidentes, los movimientos de la cólera, el del dolor, del miedo, del súbito espanto, de la súplica, de la fuga, del hambre, de la pereza, del a zozobra y otras más.

Rostro de viejo —por Leonardo Da Vinci

489. — Hay movimientos del alma que no van acompañados por ningún movimiento del cuerpo. En éstos, las manos y los brazos y las partes más agitables penden naturalmente. Pero, los movimientos del alma, que se acompañan con acciones del cuerpo mantienen los miembros en las actitudes apropiadas a la intención del espíritu y al estado interior. Hay mucho que decir sobre el particular. Un tercer movimiento participa del uno y del otro; y un cuarto, particularísimo, que no tiene nada de ellos. Estos dos últimos son los que ejecutan los locos y los furiosos, hay que ponerlos en el capítulo de la demencia y de los grotescos, de los arabescos se componen.

Grotesco —por Leonardo Da Vinci

490. —Entre las gracias notables con que el pintor puede aumentar el buen aire de sus figuras que no son por naturaleza graciosas y que lo serán por accidente, contempla a su tiempo, las partes excelentes de numerosos rostro bellos a los cuales la opinión pública mejor que tu juicio, mira como tales. Podrás engañarte prefiriendo los rostro que se te parecen, porque siempre nos complacemos en todo lo que tiene algo nuestro, y si tú eres feo, no escogerás bellos tipos, sino aquéllos con trazos feos, como muchos pintores que ejecutan que se les parecen: por eso debes buscar la belleza, como te digo, y llevar a tu espíritu aquella que designa la fama.

Estudio de ángel para "La Virgen de las Rocas" —por Leonardo Da Vinci

491. — Si tienes un patio al que puedas cubrir con una tela extendida, esto te permitirá tener buena luz. Cuando quieras ejecutar un retrato, escoge un tiempo nublado y las últimas horas del día, colocando al modelo con las espaldas apoyadas en el muro del patio. Tú has observado en la calle, al car la tarde, cuando el tiempo está nublado, qué gracia y cuánta dulzura tienen los rostros de los hombres y las mujeres. Tendrás, pues, un patio con los muros pintados de oscuro, con un saledizo de techo sobre el muro, y que sea ancho de diez brazas y largo de veinte, con diez de altura, y lo cubrirás con un velo. A la tarde trabajarás. Las nubes y la lluvia harán el aire deseado.
492. — La belleza con la fealdad se destacan una a la otra.
493. — La belleza del rostro puede existir en diversas personas de la misma bondad, pero no de facciones semejantes, porque estas son de variedad infinita y se adaptan a lo que aparentan.
494. — Aunque la belleza varía con el cuerpo y las gracias iguales, los juicios de las personas iguales en inteligencia varían mucho del uno al otro, a causa de las preferencias de cada cual.
495. — La figura no es loable, si en ella no aparece un rasgo que exprese la pasión de su alma. La figura más encomiable es aquella que mejor expresa por medio de la acción la pasión de su carácter.

Rostro de Cristo —por Leonardo Da Vinci

Un desesperado se golpeará con un cuchillo, la vestimenta desgarrada, y una mano reabrirá su herida, los pies separados, las piernas dobladas, inclinado hacia tierra, con los cabellos arrancados y esparcidos.
Para obtener la elegancia, construye los miembros extendidos, sin muchos músculos.
Que ningún miembro aparezca en linea recta con el miembro que a él se junta, si las caderas se encuentran colocadas la derecha más alta que la izquierda, harás caer la articulación del hombro por una línea perpendicular sobre el costado. Que la pierna que no se apoya tenga la rodilla más baja y más cerca de la otra pierna.
496. — Lo más importante que hay en la teoría de la pintura es el movimiento apropiado a las circunstancias mentales de cada animal, como el deseo, el desdén, al cólera, el dolor.
497. — Hará tu figura, en tal actitud, que sea suficiente para mostrar lo que tu figura tiene en el alma; de lo contrario tu arte no será loable.
498. — Que la actitud del hombre y la de sus miembros estén dispuestas de manera tal que expresen la intención de su alma.
499. —La figura no es loable si en ella no aparece el acto que expresa su pasión. Será tanto más loable cuanto mejor exprese su pasión.
500. — Los movimientos humanos son tan variados como los accidentes que se producen en su espíritu; cada accidente por si mismo, actúa más o menos sobre los hombres, según sea mayor o menor la individualidad y según la edad, porque, en un mismo caso, un joven no realizará el mismo movimiento que un anciano.

Desnudo de hombre con cayado —por Leonardo Da Vinci

501. — La figura que no tiene una acción rápida y cuyos miembros no expresan el concepto del espíritu es dos veces muerta, primero porque la pintura ni vive, aunque debe representar seres vivientes sin vida; y sin la vivacidad de la acción  que se persigue, ella aparece muerta una segunda vez. [1]
502. — Si te place estudiar a los que hablan entre sí con los movimientos de las manos, y si te aproximas y escuchas el motivo por el cual gesticulan, verás el detalle de los gestos en los mudos que no saben dibujar y que no se ayudan con el dibujo. De los mudos aprende a ejecutar los movimientos que expresan el concepto del alma de los que platican.


Contempla a los que ríen y a los que lloran; mira a los que se enojan así como a todos los movimientos de sus espíritus; observa el decorado y si conviene como sitio, para la acción que hace el señor y su servidor, el niño con el adolescente, nada igual al anciano que se sostiene mal: no hagas la actitud de un villano, si se trata de un noble bien vestido, ni al fuerte como al débil, ni los rasgos de la cortesana como los de la dama honesta, ni las cosas de los hombres como las de las mujeres.
503. — Hay que estudiar los movimientos de los jugadores de pelota, a mano y a pala cuando lucha juntos.


Para hacer al que ves hablando en medio de muchas personas, hay que considerar la materia de que trata, y acomodar sus acciones con las que a dicha materia convienen, a saber: si se trata de persuadir, que sus ademanes tengan resolución, y si la materia es susceptible de diversas razones, que el que habla tome con dos dedos de la mano derecha uno de la izquierda, habiendo cerrado los dos menores, y vuelto el rostro hacia el pueblo y la boca entreabierta, parezca hablar; y si está sentado, que parezca levantarse un tanto, derecho y hacia adelante con la cabeza; si lo haces de pie, será preciso inclinar un tanto el pecho y la cabeza hacia la multitud. Si lo representas silencioso y reflexivo, todos mirarán al rostro del orador con movimientos admirativos, y hará la boca de un viejo que, admirado de las sentencias escuchadas, tiene su boca con las comisuras hacia abajo y las cejas arqueadas en su unión, y muchas arrugas sobre su frente; algunos, sentados, entrelazados los dedos de sus manos, tendrán sostenidas sus rodillas; otros cruzarán una rodilla sobre la otra y apoyarán la mano para sostener el codo, y la mano será el apoyo de barbudo mentón de un anciano encorvado.
505. — La envidia ataca, con infamia aguda, a saber: ella aleja la virtud, a la cual espanta.
Se la representa mirando al cielo, porque si ella pudiera emplearía sus fuerzas contra el mismo Dios. Hazla con una máscara sobre su rostro de bello aspecto. Hazla herida a la vista de palmas y ramas de olivo, airada ante la contemplación de laureles y mirtos, pues que la victoria y la verdad la ofenden. Haz brotar de ella vapores que significan sus pérfidas palabras. Hazla magra y seca, porqué está en continuas zozobras muestra su cuerpo roído por una serpiente. Dale un carcaj y largas fechas, porque es así como ella ataca. Vístela con la piel de un leopardo, porque este animal, con sus mañas vence al león. En su mano habrá un vaso con flores, y entre ellas escorpiones, sapos y otro animales venenosos. Hazla cabalgar sobre la muerte, porque la envidia no muere jamás, sino que aveces languidece, hazla sorda, cargando diversas armas, instrumentos de muerte. Desde que la virtud nace, despierta contra si la envidia, y así como no hay cuerpo sin sombra no hay virtud sin envidia.
506. — El irritado. — A la figura del irritado la harás aferrando a un hombre por los cabellos, cuyo sombrero ha caído al suelo, con una rodilla oprimiéndole el costado, y la figura levantará el puño del brazo derecho; esta figura tendrá los cabellos erizados, las cejas bajas y pobladas, apretando los dientes y ambas extremidades cerca de la boca arqueada; el cuello grueso e inclinándose hacia el enemigo; que esté llena de arrugas.
507. — El desesperado. — Al desesperado le darás un cuchillo, y con sus manos habrá arrancado su vestimenta, y una de ellas estará afanada en desvendar su herida; y hará sus pies separados y las piernas un poco dobladas, y toda la persona inclinada hacia tierra, con los cabellos arrancados y esparcidos.
508. — Fisonomía — De la falaz fisonomía y de la quiromancia no trataré, porque en ellas no hay verdad; esto es manifiesto; y tales quimeras no tienen ningún fundamento científico.
Es verdad que los rasgos del rostro muestran en parte la naturaleza del hombre, sus vicios y su temperamento. Pero, en el rostro:
a) Las líneas que separan las mejillas de los labios y de la boca y las fosas nasales y las cuencas de los ojos, son salientes en los hombres alegres y siempre sonrientes; aquellos que tienen estos rasgos poco pronunciados, al contrario, son dados a la meditación.
b) Aquellos que tienen las parts del rostro en gran relieve y profundamente son gentes bestiales, violentas y de escaso razonamiento.
c) Los que tienen líneas colocadas entre las cejas y muy acentuadas son irascibles.
d) Los que tienen líneas transversales en la frente y muy pronunciadas, son hombres que se lamentan mucho en secreto y en público.
Se puede decir otro tanto de muchas rasgos.
Pero, ¿de la mano? Encontrarás un ejercito exterminando en una misma hora, bajo la espada, y ninguno tendrá en su mano las mismas líneas que otra, y lo mismo en un naufragio.
509. — Cuando sepas bien la perspectiva y tangas en el espíritu todos los miembros del cuerpo de la cosas, sé observador, y frecuentemente en los lugares donde vayas para distraerte, estudia los actos de los hombres, su manera de hablar, de reír o de batirse, que actitudes adoptan, que gestos hacen, las circunstancias, las disputas y los espectadores; y anota con signos breves todos sus rasgos sobre tu pequeño carnet, que siempre llevarás; que sea de papel tintado, no para borrar, sino para cambiar lo viejo en nuevo; ya que no son cosas para ser borradas sino para ser conservadas con gran diligencia, porque hay tal variedad infinita de formas y actos que la memoria no puede retenerlos, y esos croquis te servirán como autores y maestros.

Estudio para "Santa Ana, la Virgen y el Niño" —por Leonardo Da Vinci   

-------------------------------------------------------------------------------

[1] Punto repetido en el versículo 488. Esta técnica pedagógica que emplea Leonado es para afianzar un concepto importante, en todo su tratado es frecuente ese estilo de enseñanza. No gruñas por releer una misma idea, tómalo como el repaso necesario, sugerido por un genio indiscutible.

—En lineas generales Leonardo le da énfasis al lenguaje corporal, estableciendo una serie de normas y códigos para la interpretación correcta de una acción nacida del espíritu. En esa época la forma era recreada en una superficie lisa, los empastes eran anti-académicos; la belleza radicaba en imitar la naturaleza como si esta se reflejara en un espejo, es por eso, que, el maestro Leonardo en sus consejos compensa esta carencia del lenguaje de las texturas con la dramatización de la expresión corporal y de los gestos.

A su vez debemos recordar que en el renacimiento no existía el cine, existía el teatro y la danza, pero, en la recreación bidimensional la pintura era única reina, soberana de la forma, es por eso que la recreación del movimiento era un tanto teatralizado, sin embargo, cabe resaltar que con esa manera de pintar el hablar era innecesario, la obra de arte se expresaba por si sola. En nuestros tiempo hay muchas pinturas indescifrables y que solo pueden ser explicadas con el auxilio de un crítico, es decir: mucho del arte de ahora no tiene sentido mas que en las palabras que embadurnan los trabajos carentes de significado autónomo. El crítico en el siglo XXI es un traductor; en el renacimiento el especialista en temas de arte era un narrador.

 Rostro de mujer —por Leonardo Da Vinci

Del Tratado de la Pintura y del Paisaje : Sombra y Luz.

Marcel Marseau y su mensaje de paz: "Yo detesto la guerra" ( 563 - 666 )


—...Aparte de la pintura, aparte de la familia, veo a mis hijos que ya son mayores, juego al ajedrez, pero aveces siento una gran tristeza, que me invade diciéndome: "Qué va a pasar con este mundo". ¿Conoceremos algún día la paz eterna?

Marcel Marseau

----------------------------------------------------------------------------------------

Tercer día de ayuno.

¿Cómo dibujar manos? —Anatomía y proporciones, primera parte

Sistema oseo de la mano —por Salvador Núñez

Para dibuja una mano primero debes ser consciente de que existe un sistema oseo que le permite diversa movilidad, sus posturas y combinaciones son ilimitadas, pero, algo que ayuda es el imaginar que se trata de un sistema articulado de tubos, el sistema para recrear el claroscuro es el mismo que se emplea para los cilindros, sin embargo, esta claro que en esos juegos de luces y sombras los accidentes de pliegues, depresiones, abultamientos, y texturas, hace la cosa aún más interesante.

 Músculos de la mano —por Salvador Núñez

El conocimiento anatómico de la mano es importante, pero más importante es saber relacionar e interpretar las protuberancias anatómicas de la mano con el juego del claro oscuro, para eso es importante palpar tu mano y ser consciente de ella.

— Ejercicio I: Esconde tu mano debajo de una mesa de tal manera que tus ojos no puedan verla y que solo puedas capturarla en tu imaginación con el palpar, así el único sentido que podrás emplear para dibujar tu mano será el tacto; podrás reconocer las protuberancias duras de los huesos como las blandas de los músculos. No te sientas mal su la mano te sale un poco desproporcionada y con un claro oscuro simplón, aquí el ejercicio es reconocer con el tacto la anatomía, darle a tu mente una idea clara y tridimensional de la mano.

—Ejercicio II: Ahora frente a un espejo o pidiéndole el favor a un familiar trata de dibujar una mano, sin tratar de buscar una fórmula para expresarla, simplemente mira con atención y reproduce la mano tal cual es, mira las distancias, los límites de las lineas en ese juego del claroscuro. Las proporciones serán correctas en la medida que interpretes las distancias y las compares, para eso fija puntos imaginarios sobre las características anatómicas de la mano, durante más puntos imaginarios emplees tanto mejor será el resultado de tu arte.

Estudio de mano dibujando— por Salvador Núñez

—Ejercicio III: Cuando sientas que puedes ubicar correctamente los puntos para interpretar las distancias procura conseguir un espejo grande y dibuja tu brazo sin sombrearlo, pura linea, y dibuja en ese interior el sistema oseo, puedes supinar o pronar tu antebrazo, abrir la mano o cerrarla, plegar suave o completo; busca e inventa tus posturas, pero, para comenzar no busques perspectivas forzadas, escorzos acentuados, busca primero lo simple y en orden llegarás a lo complejo.

   Estudio de pronación —por Salvador Núñez  

Sobre las proporciones:
La mano tiene varios tipos de  movimientos: la flexión, extensión, rotación, supinación y pronación. Todos esos movimientos le permiten a la mano hacer prácticamente cualquier cosa. La mano está compuesta de tres secciones: el carpo (juego de huesos de la muñeca), el metacarpo (la palma y dorso de la mano), y los dedos (falange, falangina y galangeta o punta de los dedos).

El carpo está constituido por los siguientes grupos de huesos: el escafoides, semilunar y piramidal como apoyo articular del radio y el cúbito (huesos del antebrazo), el trapecio que le da gran base y movimiento al dedo pulgar; por último el trapezoide, el grande, el ganchoso y el pisiforme que le dan soporte a los huesos de la palma de la mano.

Estas nociones anatómicas sirven para que entiendas la dinámica de la mano, que en resumen puede esquematizarse en un juego de dados en la muñeca, una palma un tanto rígida, y unos dedos en extremo móviles de tres articulaciones.

No podemos hablar de proporción sin tener conciencia del movimiento. Hay posturas muy forzadas, y otras de gran descanso. Dentro de esa dinámica está la perspectiva de la mano que se puede esquematizar con paralepípedos o cilindros articulados. Si uno de los dedos te señala o fuga al horizonte (señalando al infinito de forma horizontal) el escorzo será considerable y la forma de la mano será interpretada en el conjunto del movimiento, si vieras la mano solitaria no la podrás interpretar de manera rápida.

Hay una curiosidad en el crecimiento de la mano. Si multiplicas el largo del metacarpo por 0.618 tendrás por resultado el largo de la primera falange; si multiplicas la falange por 0.618 tendrás el largo de la falangina, y si multiplicas la falangina nuevamente por 0.618 tendrás el resultado del largo de la falangeta. Eso quiere decir que hay una suerte de progresión armónica de más a menos: 9 cm [metacarpo], 5.6 cm [falange], 3.4 cm [falangina] y 2.1 cm [falangeta]; todo esto va como ejemplo para una mano grande de 20cm de largo.

El 0.618033988...es el número  armónico de Marco Vitruvio que puede ser analizado de la siguiente forma, en el que "X" será: -1 ± la raíz cuadrada de 5, dividido todo esto entre 2, es decir, 0.618 ó 1.618:


Este número puede ser aplicado en todo el cuerpo humano, en la relación del brazo y antebrazo, entre la pierna y las pantorrilla, incluso entre las facciones de la cara. Vibonaci encontró el mismo valor dentro de su secuencia de crecimiento de las plantas. Es un número muy antiguo, aprendido desde Grecia y Egipto, no se sabe a ciencia a cierta quien tuvo la primera intuición matemática... Este número lo seguiremos mencionando al estudiar todas las proporciones y correlaciones del cuerpo humano


Hay otro factor que debes considerar: El dedo pulgar es muy fuerte y por ello ha evolucionado de un porte corto y estructura gruesa a diferencia de los demás dedos que trabajan como opositores. El meñique es débil, delgado y un tanto corto por ser el más alejado del pulgar, es casi un dedo de adorno, pero muy útil para dar precisión y un tanto más de agarre a la mano. De todos los dedos de la mano es el pulgar el mejor de todos, tiene un gran movimiento y fuerza expresiva, el que le sigue es el indice. Cuando un cirujano tiene que recomponer una mano de un terrible accidente sabe perfectamente que el pulgar y el índice son los más importantes para el funcionamiento prensil de la mano.

—Ejercicio IV: Con la ayuda de un plumón (si quieres que salga con facilidad puedes echarte un poco de crema a tus manos, pero frota bien porque si está muy grasosa no podrá agarrar el plumón)    dibuja sobre tu mano unas lineas sobre los huesos, y unos círculos sobre las articulaciones; eso tienes que hacerlo tanto en el dorso como en la palma de la mano. Ahora consigue un espejo y dibuja sobre un papel tu mano como si estuviera hecha de alambres, ensaya en todas las posturas que quieras y que no te importe para nada el volumen, solo el movimiento.

—Ejercicio V: Imagina que tus dedos están hechos con cajas de remedios y que tu palma es gran una caja de cigarros cubanos; geometrizada de esta forma tu mano te será más fácil comprender la forma en movimiento. No busques detalles anatómicos, solo trata de entender el lenguaje mudo de la mano, agarra objetos, puede ser un vaso, una tetera, una taza, todo lo que se emplea en la vida diaria, y recrea todos esos movimientos. No pienses que estás perdiendo el tiempo, todo lo contrario, este ejercicio es una buena base para el cubismo y el arte geométrico, además te enseñará a recrear la vida con pocos elementos. Es dentro de estos paralepípedos (cajas) que la forma está contenida, es como un bloque de mármol que será tallado cuando hablemos de anatomía. Cuando sientas algo de confianza agrega a este facetado algo más de la estructura de la mano, pero no abandones la idea y el esfuerzo de geometrizar la forma. Este ejercicio es muy importante y no debes tomarlo a la ligera, demás esta decir que si no has practicado el primer ejercicio este será un tanto más difícil de ejecutar.
Ejemplo para dibujar manos facetadas

------------------------------------------------------------------------------------------

Nota: Muchas veces amplio las entradas. Voy a seguir desarrollando este tema.

El animus chocandi de Jaime Bayly ( 578 - 666 )




—Jaime Bayly dijo: Ademas, con el mejor animus chocandi, porque yo no tengo ninguna hostilidad por él...hombre, he votado la segunda vuelta por él. —Dijo Bayly sonriendo ante su entrevistado PPK, como buscando una felicitación por haber apoyado al genocida de Alan García.

Yo creo que Ollanta es menos peligroso que Bayly. Es un sirviente del NWO, un dictador latente, un peligro para el Perú. PPK es mucho más decente porque al menos acepta un dialogo con la oposición. Bayly es menos sensato que Belmont, más alocado que Jamil Mahuat, y más servil con el sistema que García y Fujimori. A esto se suma su ineptitud como político y su falta de silencio, es una Gisela con el corazón de Fulgencio Batista, una gitana que no sabe leer las cartas.

El señor Bayly es un comediante fino, hombre educado, y yo guardo la esperanza de que no se tome en serio lo de su candidatura, es un excelente animador, hombre carismático, pero como político es un peligro. Yo le rezo al cosmos en el sueño de que PPK le haga recordar a Jaime Bayly de que cumpla con su promesa de no participar. PPK es ahora un candidato, y el Señor Jaime Bayly prometió de que se retiraría si el destacado economista postulaba a la presidencia del Perú.









Frases peligrosas de Jaimito:

JB: ...sobre todo porque venimos de dos  o tres gobiernos relativamente "sensatos". —Refiriendose a Fujimori, Toledo y Alan. No me parece justo mezclar la mentalidad psicópata y criminal de Fujimori y Alan con el espíritu democrático de Toledo.
JB: ...Extremistas, siendo un radical antimercado, anticapitalista, antisistema...—refiriéndose a la gente pobre opositora al sistema totalitario.
JB:  Ademas, con el mejor animus chocandi, porque yo no tengo ninguna hostilidad por él...hombre, he votado la segunda vuelta por él.
JB: Yo tengo la idea de que las fuerzas armadas son completamente inútiles...es absolutamente imposible un escenario bélico...yo si creo que las fuerzas armadas hay que desactivarlas. —PPK le dijo que el caso de una invasión, por parte de Chile o Ecuador,  no puede ser descartada del todo: —"es un poco loco pero no es totalmente imposible" —en palabras de PPK
JB: Yo tengo la doble nacionalidad y la doble sensualidad.... —PPK : y si llego a la presidencia entregaré mi pasaporte norteamericano sin titubear. —JB: Yo ni loco, yo ni loco, yo si llego a la presidencia entrego el peruano. Ni loco, yo el norteamericano me lo agarro por si acaso...
JB:...Ustedes quieren tener una base militar. [refiriéndose a EEUU]  ¿No es cierto?  En Sudamérica Correa los está echando de las bases de Manta... pónganse acá...—¿Y luego quién los saca?
JB: ¿Qué hacemos con el congreso? ¿Lo cerramos o no? —PPK: No. —JB: Yo lo quiero cerrar pero no se puede....—PPK: y entonces el poder ejecutivo hace un poco lo que le dala gana..—JB: ¡Si! es la única manera que las cosas funcionen. PPK: Eso es peligroso ¿ah?...
PPK: Lo que pasa con el predial es que la Iglesia hereda desde la colonia un montón de propiedades que no podría nunca poder pagar el predial... —JB: Bueno, entonces pues que las venda...que venda las iglesias. PPK: ...que quiere decir matrimonio. Matrimonio viene del latín "mater", madre, y por eso la gente se casa a través de la Iglesia o civilmente...parte de los países terminan en esto con unas uniones civicas...JB...pero esas son formas minusválidas, y que de alguna manera en ellas subsiste la discriminación, por qué, porque te dan unos cuantos derechos y te recortan otros...—¿Entonces los hombres homosexuales podrán criar a un niño? ¿Su integridad física y emocional estará asegurada dentro de esa crianza y entorno? No tengo nada en contra de los homosexuales, es más, mis artistas favoritos eran de esa manera de amar. Nadie como Tchaikovsky, Oscar Wilde o Leonardo Da Vinci. En el presente tengo amigos del arte que solo saben de la pasión entre hombres, pero, ya que se habla de un tema tan delicado como la familia y los niños es que me pronuncio. Yo creo que las lesbianas pueden ser excelentes madres, ellas en su integridad son mujeres y llevan dentro de si el instinto y los requerimientos completos para la maternidad. No creo que las parejas de hombres deban cuidar de niños.

No se puede negar el gran carisma de Jaime Bayly, es muy simpático y creativo en la velocidad de sus respuestas, pero, en la ya pasada entrevista que tuvo con PPK realmente dejó mucho que desear. Él no es un demócrata, rechaza cualquier tipo de diálogo con la oposición, le gusta dictar sin censura, y eso, en cualquier parte del mundo es dictadura. Tal vez la gente crea que la feminidad de Bayly pueda ser el perfume necesario para amenguar esos deseos totalitarios declarados con firmeza, se equivocan. Alejandro Magno también se deshacía en los placeres anales, pero nadie, ningún historiador puede quitarle su crueldad y avaricia, su desmedida autocracia en el afán de materializar sus deseos. La homosexualidad no tiene nada que ver con el carácter. Hay que tener cuidado con esos anhelos declarados. El primer paso para una nueva realidad esta en el pensarlo.

¿Preferir a Keiko que a Ollanta? Yo creo que no, es insensato. Ollanta ya ha dicho que respetará los tratos internacionales y que no descuidará la industria nacional, en su agrupación hay gente vinculada a los grupos de poder. Yo no creo que sea de la linea de Hugo Chavez, o un comunista puro, es un socialista moderado. No es justo de que sea atacado por los errores de Antauro, los gritos ayayeros del presidente venezolano y la locura racial de Don Issac (un lastre en lugar de ayuda); es como juzgar a Lourdes por las declaraciones de su padre, a Toledo por sus parientes trepadores, a PPK por haber trabajado con Fujimori (recordemos que también trabajó para Belaunde), o a Keiko por se hija de un dictador. Lo que es preocupante en Keiko es su aseveración de que su padre es inocente cuando la justicia  ha demostrado todo lo contrario, su estilo despectivo contra Lourdes, su insulto lleno de rencor contra Toledo. Esa es la agresividad que me preocupa, pero que a la vez apasiona a tantos peruanos, en ese grupo vergonzoso está Bayly... ¿y PPK? La respuesta correcta debió ser: "En ese caso hipotético no voto por ninguno de los dos."


El posible futuro presidente del Perú ( 579 - 666 )

Según las encuestas de la Universidad Católica del Perú el Señor Luis Castañeda encabeza la preferencia electoral. Si bien la encuesta es seria, la ausencia de las provincias puede resultar en una sorpresa a favor de Keiko o de un candidato sorpresa, es importante manejar números con lo que pasa en todo el universo democrático de la población peruana.

Lo que me llamó la atención fue el caso del Dr. Alejandro Toledo, en los hipotéticos de una segunda vuelta se puso en la balanza a Keiko Fujimori y al lider de Perú Posible, el resultado fue de que ambos candidatos tienen las mismas probabilidades de salir electos. En el caso de Keiko versus Castañeda la superioridad es abrumadora, por 36 puntos aproximadamente.

Considerando de que Alejando Toledo es un político gastado por la crítica y que no goza del apoyo del gobierno es de recalcar el respaldo que aún goza. Castañeda tiene el retrato inflado de su imagen como alcalde, al parecer a la gente no le importa de que haya sido criticado por malversación de fondos y por su estilo de darle la espalda a la prensa cuando le es conveniente.

Si Alejandro Toledo se mostrara opositor al gobierno actual y al peligro de una nueva y renovada dictadura oriental, de esas con sable, mentiras e impunidad, es probable de que crezca en las encuestas, y que exista la tenue posibilidad de que Alan García sea estudiado bajo una lupa imparcial cuando este acabe su gobierno en el 2011. Es de dudar que Castañeda pueda llevar una labor imparcial de fiscalización con tremendo rabo de paja, mejor dicho, su cuerpo entero esta hecho de paja, algo así como un espantapájaros vestido de señorita zalamera. Si la dupla Alan-Castañeda es develada con seriedad y se resucitara el cadaver dictatorial de Fujimori es muy probable de que Alejando Toledo pueda ganar en esta contienda, pero al parecer la prensa está respirando un vaho de conformismo y miedo, algo así como los perros que ven la llegada de su amo cruel, que a pesar de que les patea duro todas las tardes, estos le mueven la cola y se relamen la punta de la nariz ante el plato dictatorial, comida cánida llena de miserias y vergüenza política, de prensa manipulada, de asesinatos sin juicio, de cocaína y techno cumbia, de sobornos y chantajes, un plato lleno de caca que muchos peruanos añoran, disculpen la vulgaridad, pero no hay otra forma de definir esta caterva humillante, este festín en el carnaval sangriento, esta complicidad suicida del gran electorado.

Ya que Ollanta y los demás socialistas están en la cola de este dragón, rechazados e ignorados por su pésima habilidad política, es preferible votar por Alejando Toledo, no fue un mal administrador y la libertad de expresión estuvo asegurada. Recordemos el escándalo de Egasa y Egesur en el que el FMI exigía la inmediata privatización, no se pudo, no pudieron,  la oposición del pueblo fue radical, pero Alejandro dentro de su incomoda posición al menos no hizo una matanza como la que hizo Alan en Bagua, enfrentó al terrorismo con decencia jurídica, trabajó bajo el ojo crítico de la prensa, no hizo nada arrogante ante los escándalos de paternidad negada —cosa en la que Alan es el rey del mal gusto ante la sacrificada Pilar Nores — no hizo un plan para matar a Hildebrandt como lo hizo el canalla de Fujimori, no se vivió del narcotráfico para comprar voluntades políticas y siempre tuvo algo de vergüenza ante sus amores prohibidos —Alan siempre se ufanó de ellos.      

El asunto de estas elecciones van más allá de la política, es cuestión de dignidad histórica, yo soy de izquierda como mi padre y mi abuelo Teodoro Núñez Ureta, pero bajo la realidad que nos ha tocado vivir yo creo que el camino se ha divido en dos senderos: una derecha con libertad de expresión y otra derecha fachista con impunidad y coacción a la prensa independiente. Tu elijes, yo ya tengo una postura dentro de esta incomoda realidad, yo quiero un Perú posible y no una fuerza dictatorial sobre los cadáveres y el narcotráfico al servicio de la política, no podemos pintar nuestra bandera con sangre y cocaína, no podemos mancillar el esfuerzo de tantos peruanos, ese sacrificio anónimo en todos estos siglos por una nación libre y soberana. ¿Tienen idea de cuantos jóvenes desgraciaron su vida con la adicción? ¿Saben cuantos valientes policías y militares han muerto por culpa del narcotráfico? Es amoral permitir la liberación de Fujimori, es indigno permitir que Keiko, la ballena asesina, se una con su padre y Montesinos para ver como joder y dominar al Perú nuevamente, es injusto dejar que Alan se vaya con las manos y los bolsillos llenos nuevamente, no es propio caminar nuevamente sobre nuestro pasado vergonzoso, es como tragar nuestros vómitos a sabiendas que después nos arrepentiremos.

Nota: aprieta Fullscreen para ver la encuesta en toda tu pantalla, o navega con las herramientas de abajo. El zoom —en la parte inferior —agrandará este texto a tu necesidad. El scroll de la parte derecha permitirá tu desplazamiento por las siete páginas de la encuesta sin salir del blog.
                        

Nicholas Hilliard —pintor miniaturista (1547 -1619)


Autorretraro —por Nicholas Hilliard 

—Estos son los consejos del miniaturista y orfebre de la reina Isabel, sus palabras muy bien pueden ser aplicadas para el arte del retrato en general. Una de las cualidades de Hilliard era la luminosidad en sus pinturas, el dibujo exacto y el colorido pulcro, también pinto cuadros de formatos convencionales, pero es más reconocido como miniaturista. Aquí algunas de sus reflexiones extraidas del tratado de Giovanni Paolo Lomazzo:
   

La línea sin sombra lo expresa todo.
No olvidéis, pues, que la parte principal de la pintura o dibujo del natural consiste en la verdad de la linea...Resigue la linea de una sombra proyectada por un hombre en la pared con un carbón, y cuando desaparezca la sombra el parecido será mayor que antes, y si es un bello rostro, puede guardar un dulce semblante aún en la línea, porque la línea sola da el semblante, pero la unión de línea y color da el parecido vivo, y las sombras reproducen las redondeces y el efecto o defecto de la luz en la que fue hecha la pintura.
Esto me hace recordar las palabras y razones de Su Alteza para retratarla; la cual, después de decirme que había notado gran diferencia en el sombreado en las obra y artistas de la diferentes naciones, y que los italianos que tenían fama de ser los más hábiles y de dibujar mejor no sombreaban, preguntóme la razón de ello, ya que para mostrarse mejor no conviene ponerse en un lugar sombreado sino mas bien en plena luz, a lo cual yo asentí y afirmé que en pintura las sombras eran causadas por la sombra del lugar o venían de que la luz entraba por un solo punto, por una ventana pequeña o alta, y que muchos artistas desean trabajar así para comodidad de su vista y dar realce a la obra y poderla mostrar de lejos, cosa que la miniatura no necesita, pues está destinada a ser contemplada en la mano, cerca del ojo. Entonces Su majestad entendió la razón y en consecuencia eligió un lugar para posar en la avenida abierta de un magnífico jardín, sin ningún árbol al lado ni sombra de ninguna clase, solo que como el cielo es más claro que la tierra, por eso había esta pequeña sombra que viene de la tierra.

Error de alabar la abundancia de Sombras

Dejadme acaba este asunto de la luz, para que ningún hombre prudente persista en el error de alabar la abundancia de sombras en pinturas del natural, especialmente pequeños cuadritos que han de ser vistos en la mano: las grandes pinturas colocadas a lo alto o lejos de la vista requieren sombras duras, y es mejor verlas de lejos que de cerca, y más en cuadros de historia que en retratos; porque la belleza y el buen parecido es como la verdad clara, que no avergüenza de la luz, ni necesita obscuridad; así en una pintura puede permitirse un poco de sombreado para darle un acabado mejor, pero tiznarla y obscurecerla como hacen muchos es desgraciarla, y es como una verdad mal dicha. Si una mujer muy bien parecida está en una estancia muy obscura, esta a pesar de todo encantadora, pero no gracias a la sombra, sino a causa de su dulce belleza que consiste en la linea y en la proporción, y lo poco que deja ver la luz da gran placer, moviendo el deseo de ver más; pero si no es muy hermosa, aunque bien proporcionada, si es demasiado pálida o demasiado colorada o pecosa, etc., entonces la sombra la favorece.



Alice Brandom de Hilliard —por Nicholas Hilliard

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota: Estas pinturas son maravillosas, pero son increíbles cuando uno toma conciencia de que pueden entrar en la palma de una mano. Date cuenta de los encajes y bordados, de la finura con que ha sido realizado el volumen y brillos del cabello, de las tenues sombra difusas, de la atmósfera y la luminosidad de las carnaciones, eso no es nada fácil. Es verdad que hay pinturas más pequeñas, mucho más pequeñas, pero el formato que eligió Hilliard es ideal para recrear las particularidades a vista simple, sin lupa. De seguro que el maestro Hilliard era capaz de hacer cosas más pequeñas, pero prefirió no sacrificar las particularidades. —Cuanto más pequeña sea una miniatura más se tiene que acudir a los efectos que a la realidad de la forma. Hasta un simple y solitario pelo de marta tiene un espacio que ataca sobre el formato.        


Hombre en llamas —por Nicholas Hilliard        

Lambert Lombard a Giorgio Vasari — Lieja, 27 de abril de 1565


La multiplicación de los panes y los peces —por Lambert Lombard


A Giorgio Vasari  - Lieja, 27 de abril de 1565


El arte italiano primitivo
De vuestros libros deduzco que vuestro espíritu es tan amable y cortés como dotado en las artes, lo que me anima a abriros mi pensamiento, de pintor a pintor, sin artificios de lenguaje, y confesaros mi gran deseo de obtener un favor de vuestra cortesía. Me gustaría tener una pintura de Margaritone, y también una de Gaddi y una de Giotto, con objeto de compararlas con ciertas vidrieras de antiguos monasterios de aquí y con ciertos bajorrelieves en bronce. Estas obras contienen figuras, en su mayor parte de puntillas. No obstante, han excitado mi interés más que ciertas obras modernas de los últimos cien años. Obras antiguas de dos, tres o cuatro siglos me placen más que las de hoy en lo que concierne a su estilo, a pesar de estar hechas más de acuerdo con la tradición que con arte real e imitación de la vida.
Recuerdo haber visto en Italia algunas figuras pintadas hacia 1400, muy desagradables a la vista, porque no eran delgadas ni gruesas ni tenían ningún buen estilo. Paréceme — perdonadme si yerro — que las obras de los artistas que vivieron en los tiempos de Giotto y de Donatello resultan chapuceras. Muchas las hay así en nuestro país y en toda Alemania, procedentes del periodo entre aquel tiempo y el Maestro Roger y Juan de Brujas. Este último abrió los ojos de los pintores, que se pusieron a imitar si manera y, sin preocuparse de nada más, dejaron nuestra iglesias llenas de pintura que en nada semejan a las buenas y de aspecto natural, y no tienen más cualidad que un bello colorido.

Schongauer y Durero
Apareció entonces en Alemania un tal Martín Schongauer, grabador en cobre, que no se apartó del estilo de su maestro Roger, aunque sin lograr su excelencia en el colorido. Era menos hábil con el pincel que en grabar sus láminas, que entonces parecían milagrosas y aun hoy gozan de gran reputación entre nuestros artistas, pues, aunque algo secas, no carecen de elegancia.
De este Martín Schongauer derivan todos los artistas alemanes de fama. El primero es su discípulo, el sin par y diligente Alberto Durero. Durero siguió los procedimientos de su maestro, pero trató sus amplios ropajes de una manera más conforme a la vida, aunque no le fuera completamente fiel, e introdujo un modo de dibujar más vigoroso y menos seco, asistido por la geometría, la óptica, las reglas y la proporción en las figuras.


La primer virgen tonta —por Martín Schongauer

Federico Zuccari criticando a Durero y Leonardo (Turín - 1607 d.C)


Fragmento del Duomo de Florencia —realizado por Zuccari y Vasari


El dibujo fantástico
El tercer género de dibujo —los otros dos son el natural y el artificial (según Zuccari)—es el que representa todo lo que en cualquier arte puede puede inventar la mente, la fantasía o el capricho del hombre. Aunque menos perfecto que los dos géneros precedentes, es sin embargo, necesario y placentero, y proporciona gran ayuda, mejora y perfecciona a todas las obras del pintor, así como a las de las demás artes y ciencias prácticas. Imagina nuevas invenciones y caprichos con toda suerte de asuntos para paneles y ornamentos pictóricos, esculturales y arquitectónicos, para ser ejecutados en estuco, piedra, mármol, bronce, hierro, oro, plata, madera, ébano, marfil y otras materias naturales o artificiales, o simuladas con colores, y para adornos pertenecientes a cualquier otro arte, como fuentes, jardines, loggias, vestíbulos, templos, palacios, teatros, palacios, teatros, decoración escénica, decorados para festivales, máquinas de guerra y cualquier otra cosa, como grotescos, harpías,  guirnaldas, almanaques, esferas, formas matemáticas, mil mecanismos distintos, máquinas, molinos, cifras, relojes, quimeras y cuanto se te antoje. Todas estas cosas enriquecen nuestro arte y son muy ornamentales.

Refutación de Durero y Leonardo
Afirmo —y se que estoy diciendo la verdad —que el arte de la pintura no deriva sus principios de las ciencias matemáticas [1]. Ni la necesidad de recurrir a ellas para aprender las reglas y métodos del arte, ni tan solo para discutirlas en teorías. La pintura es hija, no de la ciencia, sino de la naturaleza y del dibujo. La naturaleza le señala sus formas, y el dibujo le enseña a trabajar. De suerte que el pintor que se sirva, además de los primeros elementos y lecciones recibidas de sus predecesores y de la naturaleza misma, de su juicio natural, de una diligencia bien dirigida y de la observación de lo bello y lo bueno, puede adelantar sin más ayuda y sin recurrir a las matemáticas [2].
Añadiré —como es verdad —que en cada criatura que la naturaleza produce hay proporción y medida, como afirma el sabio. Sin embargo, si un artista hubiera de ponerse a examinar todos los seres existentes e informarse de su estructura especulativamente, por medio de su teoría matemática, y proceder después a pintarlos de conformidad con ello, no solo se embarcaría en un intolerable trajín, sino que perdería el tiempo sin provecho...
Las reglas no sirven para nada, solo para hacer daño, porque aparte de que los cuerpos son escorzados y siempre redondeados, estas reglas son inútiles e inadecuadas a nuestras tareas. La mente del artista debe ser no solo clara, sino libre. Su fantasía no debe estar trabada y frenada por una mecánica servidumbre a estas reglas. En esta profesión, realmente nobilísima, el juicio y la experiencia deben servir de reglas y fórmulas.
Mi caro hermano y predecesor, al enseñarme las reglas y medidas básicas de la figura humana, me dijo que las proporciones perfecciones y graciosas debían ser de tantas caras de longitud y no más. Pero, añadía: —"debes familiarizarte con estas reglas y medidas hasta el punto de que cuando trabajes tengas los compases y la escuadra en los ojos, y el juicio y la práctica en la mano." —De modo que estas regla y métodos matemáticos no son ni pueden ser de ningún servicio o valor. Ni debemos usarlas en nuestra obra, porque, lejos de acrecentar la práctica, espíritu y vivacidad del artista, se los quitarán completamente, modificando su inteligencia, entorpeciendo su juicio y privando a su arte de toda gracias, espíritu y sabor.
Creo, por tanto, que Durero tomó todo este trabajo, que no fue poco, como un juego y pasatiempo para entretener estos espíritus que se sienten más inclinados a la especulación que al trabajo.
Y no tiene más substancia ni es de mayor provecho aquel otro trabajo, ilustrado con dibujos y escrito hacia atrás, que nos ha sido dejado por otro artista [Leonardo], perito en nuestra profesión, no hay duda, pero extrasofístico, que formuló preceptos matemáticos para dibujar los movimientos y actitudes de las figuras por medio de líneas perpendiculares, escuadra y compás.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Criticando a Zuccari:


[1] Hay que ser muy ingrato para no reconocer que gracias a la geometría el pintor fue capaz de expresar lo tridimensional en un plano. Es imposible recrear las tres dimensiones en un papel o lienzo sin la ayuda de la "perspectiva". Las progresiones, puntos de fuga, el nadir y el zenit, la distorsión del cono angular, y los caprichos de Roger Penrose —recreados magistralmente por Escher —son nacidos de la geometría del espacio. ¿y qué es la geometría? ¿a qué rama de la ciencia pertenece?

[2] El origen del manierismo estuvo en la renuncia de los pintores a la naturaleza. Se dedicaron a copiar a los viejos maestros con el fin de adquirir el oficio. Mi pregunta es: ¿Y a quién copiaron los viejos maestros? A la  naturaleza. Masaccio, Sandro Botticelli, Leonardo, Miguel Ángel, todos ellos, los grandes, tomaron a la naturaleza por principal maestra. Copiar a otros maestros es una arma de doble filo, porque como adquieres sus virtudes también puedes adquirir sus defectos.

En lo del conocimiento matemático solo diré que es necesario, pero hasta cierto límite. Lo aplicable para el arte está contenido en la geometría y trigonometría, nada más, no hay que hacer análisis numérico, álgebra avanzada, o estudios de ecuaciones con exponenciales altos, esas infinitas variables para un resultado etéreo y relativo, la matemática de ese nivel solo tiene aplicación para las ingenierías y la física.

Es bueno, y no te quitará mucho tiempo, que estudies geometría con cierto empeño, eso le dará más estructura a tu creatividad. La imaginación desbocada es como un caballo salvaje: "Si no tienes un genio portentoso a la par de Dalí o Miguel Ángel, lo más probable es que cabalgues al antojo del capricho mutable y traidor." No olvides además que la Capilla Sixtina esta llena de proporciones, de secuencias muy bien estructuradas, y si Miguel Ángel tuvo la modestia de recurrir a la geometría ¿por qué tú no?

Con esto que les digo no quiero desconocer los logros de Zuccari, pero ya que Zuccari tuvo el mal gusto de insultar a Leonardo como extrasofístico me vino el deseo de analizar con frialdad los alcances de tal calificativo. Leonardo nunca estudió por estudiar, sus bocetos siempre tuvieron una razón, un objetivo. Si bien es cierto que pintó poco, también es justo afirmar que nadie en el renacimiento fue capaz de pintar una obra tan excelsa como la Virgen de las rocas, obra perfecta en las proporciones, en el claro oscuro, en la atmósfera y composición. Además está el hecho de que Leonardo fue un pionero, un Cristóbal Colón de la pintura, un Magallanes del claro oscuro, un Américo Vespucio de la perspectiva. No me parece justo calificar peyorativamente a Leonardo, de burlarse de sus escritos invertidos, (lo hizo para ejercitar los dos hemisferios cerebrales) o de su geometría pulcra y creativa.

Salvador Núñez.