La multiplicación de los peces

Cristo como Gay


Cristo como estúpido


Cristo y el consolador de María Magdalena


Cristo como asesino de niños


Cristo como asesino del Papa

(el Papa, como imagen del vicario de Cristo no me agrada, es demasiado romana para mi gusto, pero no lo mataría, y creo que Jesús mucho menos lo haría)


Los vídeos son muchos, y las imágenes también, de lo que la cultura freak dice de Cristo, es un panorama desolador ver como la nobleza de Jesús es ahora motivo de burla y chiste. Si Jesús viviese en nuestro tiempo y se atreviera a decir a los que le odian que le den de bofetadas una tras otra, para ver cual es el límite de la crueldad humana, su rostro quedaría ensangrentado y su cuerpo desmayado en el suelo.

Al parecer la bondad ya no es una virtud. El perdón, la humildad y la tolerancia son virtudes obsoletas para este mundo globalizado donde todo está encaminado a "ser un triunfador", un ser global y líder de los corderos bienaventurados que soportan el desprecio y odio total, bajo la vana esperanza de una vida después de la muerte

¿Que es ser un triunfador?

Un triunfador es el jefe, el que ha logrado que miles de personas trabajen para él, también se les llama "iluminados"

Un triunfador es el que no se ruboriza ni apena ante las desgracias ajenas, es un ser pragmático para toma sus decisiones empresariales, y listo para serruchar el piso de sus rivales, incluso el piso de su jefe de mando superior, si se le presenta la ocasión.

Un triunfador es el que puede conseguir las amantes que le de la gana, un pájaro de varios nidos, sin piedad o consideración para mandar a la mierda a las mujeres, cuando estas se aventuraran por justo derecho a pedir un hogar.

Un triunfador es el que mata a sangre fría o el que mata de a pocos a naciones enteras de hambre y desesperanza.

Un triunfador es el que tiene una Biblia en la mano e invoca a Dios para cometer una invasión o un genocidio, el que encubre sus motivos reales de ambición con la palabra "democracia".

Un triunfador es el que escupe a la historia, a sus héroes, mártires y santos en el nombre de una sociedad mejor, más global y perfecta. Es el canalla de antaño que se burló de aquellos que salieron del hecho de ser animales, humanistas soñadores de un mundo sin dinero, sin injusticias, sin explotaciones miserables del hombre por el hombre, sin egoísmos disfrazados de la palabra éxito. Me refiero al humanismo de Erasmo de Rotterdam, al desprendimiento de todo lo material de San Francisco, a la tolerancia de Gandi, a la pasión de Jesús, esa pasión que nos reveló el valor del compartir y el perdonar.

La multiplicación de los peces (según Humano 666)

13 Al oírlo Jesús, se retiró de allí en una barca, aparte, a un lugar solitario. En cuanto lo supieron las gentes, salieron tras él viniendo a pie de las ciudades.
14 Al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos y les dio amor y consuelo sobre todo a los que estaban enfermos.
15 Al atardecer se le acercaron los discípulos diciendo: El lugar está deshabitado, y la hora es ya pasada. Despide, pues, a la gente, para que vayan a los pueblos y se compren comida.
16 Mas Jesús les dijo: No tienen por qué marcharse; dadles vosotros de comer.
17 Dícenle ellos: No tenemos aquí más que cinco panes y dos peces.
18 El dijo: Traédmelos acá.
19 Y ordenó a la gente reclinarse sobre la hierba; tomó luego los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición y, partiendo los panes, se los dio a los discípulos y los discípulos a la gente.
20 Comieron todos y se saciaron por ese acto de amor supremo, la comida era poca, pero la gente se conformó con un minúsculo pedazo de pan y de pescado, todos los presentes supieron compartir y pensar en su prójimo como en uno mismo, de tal manera que hasta quedaron trozos sobrantes de los doce canastos.
21 Y los que habían comido eran unos 5.000 hombres, sin contar mujeres y niños.

---------------------------------------------------------------------------

¿Acaso no sigue siendo milagroso ese acto de compartirlo todo sin esperar nada cambio? ¿en que ha perdido la imagen de Cristo si se le quitara todo aquello que es dogmático y fantástico? Pues es nada, su valor es infinito siendo solo humano, un filósofo del desierto, un profeta de sueños inconclusos pero siempre deseados, una promesa hecha con la propia sangre, un testimonio del odio infinito del hombre contra un ser inocente, dueño del viento, de la arena, de brillo del Sol sobre su rostro, y del dolor de todos aquellos que esperan el cumplimiento de las bienaventuranzas, sueño de los justos, de los aventureros, pesadilla de los falsos iluminados.

Desde este humilde blog ateo un homenaje al rey de reyes:

La transfiguración de Cristo - por Rafael Sanzio