Amor y sexo ( 612 - 666 )

Amor es un palabra demasiado amplia como para pretender abrazarla en una cuantas palabras, por eso digo amor y sexo, así me sentiré menos responsable si peco de ligero.


No conozco el caso de ningún ser en la Tierra antigua —antes del genoma humano y de los bebes probeta— que no haya nacido del sexo. Los judíos en el antiguo testamento hablaban de "los hijos" como su fueran una bendición, las culturas primitivas consideraban que la fertilidad era un don que otorgaba la Madre Tierra. Los griegos explicaban el nacimiento de los superhombres, como fue el caso de Perseo o Hércules, con la relación de mortales con sus dioses; esa idea fue la más estúpida de todas, el dogma que mando al suelo "el origen divino del hombre sin la intervención de Dios", muy llano para explicar la muerte que provocaba la espada virtuosa, insignificante razonamiento para complacer la vanidad extrema del hombre ante su asombro: —"¿Que todo lo maravilloso y extraordinario fue solo obra del hombre? ¡No!" —se decían —¡Nosotros queremos sexo con Dios porque estamos a su altura y semejanza! —¿Ya ven que vil y cretino es el ser humano? La verdad es que Danae fue violada en prisión por Acrisio, y en el mejor de los casos por un general de confianza, pero ¿que llevó a Perseo a matar a su abuelo Acrisio? ¿no será que este era también su padre? Eso de que mato "accidentalmente" al tirano de Acrisio es de no creer. Para mi que la viaja pendeja del oráculo intuyó que el desgraciado había violado a su hija y que por eso estaba predestinado a morir...


El sexo ha sido el origen divino de la vida hasta hace poco, de ahí nacieron monarcas, emperadores, tiranos, santos, filósofos, y todos los seres de la Tierra, incluyendo a Cristo, Buda, Abraham y Mahoma.


Dentro de muy poco los hijos nacerán de experimentos genéticos, el salto evolutivo será sorprendente, seremos primates similares al mono al lado de tal perfección. La ciencia habrá creado una nueva forma de vida sobre el planeta y estos devorarán a sus padres. La vanidad del hombre tratará de corregir su error, pero ese error irá de la mano con los postulados de Darwin, el profeta del Diablo: "Solo puede sobrevivir el más apto, el más inteligente y fuerte, y ese no será el hombre, será su creación: el nuevo Adán".


—Es palabra de Humano 666
—Maldito seas por herirnos de esa manera —responden todos los ciegos desde el infierno.