Senos y arte

Estudio de bustos - por Salvador Núñez

Las glándulas mamarias siempre atraen no solo al artista, y es que todos hemos sido niños en algún momento, cercano o lejano. Su forma redondeada, su textura suave, invitándonos a succionarlos, no es pecado, es instinto, pero claro está que con la madurez uno aprende a observar dicha belleza sublimando las emociones, viendo en ellas un símbolo de fragilidad, atracción, y hasta estatus, por ejemplo: si soy muy grandes uno puede creer que se trata de una trabajadora sexual, o bailarina erótica, si son pequeños y firmes nos dan la idea de elegancia e inocencia, y va muy bien con el ballet. Y si no hay nada nos da un cierto sentimiento de falta de fecundidad o incapacidad para ser madre (de manera subconsciente, porque de igual forma puede dar de mamar a su criatura, si viene el caso). Lo mismo sucede con los hombres y sus partes íntimas, un buen miembro simboliza masculinidad, fortaleza sexual, y si eso se complementa con una forma en "V" le da al sexo opuesto sensación de seguridad, como que puede ser un excelente papá para la posible guagua.

Para el arte moderno no hay reglas, se puede usar una modelo de senos pequeños como de senos enormes, todo depende de lo que se quiere comunicar.



En cuanto a su ejecución en la pintura se puede ejercitar primeramente con frutas suaves, como la redondez y característica mate del durazno, el brillo del damasco o la cereza, ya que en esencia es una forma semiesférica. Si se hacen las transiciones de las sombras con suavidad, teniendo en cuenta las sutiles variaciones tonales, no habrá problema en recrear las formas de los diversos bustos.

El ancho de la espalda influye en su forma, también la actividad física, y el hecho de haber usado sostenes o no. La cantidad de grasa corporal puede dar unos senos bien suaves, y si se ha hecho mucho ejercicio estos pueden reducirse considerablemente, hasta casi desaparecer, en especial si se practica físico-culturismo.


Otro buen ejercicio es dibujar los senos de la Venus de Milo. Recrear sus sombras con cuidado. Teniendo la paciencia y el pulso para no exagerar en la trama de las sombras. Concéntrate solo en los senos, de preferencia no hagas el rostro. La idea del ejercicio es que domines las transiciones de luz y sombra. Eso no solo será útil para la figura humana, también es aplicable para varios tejidos, y celajes.



------------------------------------------------------------------------------------------

Envíame un correo con el dibujo que hayas hecho: mundoartevalor@gmail.com